Entrevistas

Brandon Scheid – Profile

By  | 

p56Brandon Scheid es todo un maestro wakestyler. Tras muchos años sobre la tabla, este rider americano ha demostrado ser un gran innovador, con un gran repertorio de trucos y una fuerza descomunal que obliga a tenerlo en cuenta en el presente y en el futuro de este deporte. Miembro de Liquid Force, comparte equipo con Christophe Tack, James Boulding o Jason Slezak.

Con treinta años de edad, este rubio procedente de Michigan ha sido nominado en varias ocasiones para el AWSI Kiteboarder of the Year, alzándose con el galardón honorífico en 2012. Sin duda, disfrutar de su espectáculo wake es puro derroche de adrenalina, en una forma de cabalgar las aguas sin límites y con una enorme disciplina.

El wakestyle que tanto disfruta este rider emergió como disciplina a raíz de los esfuerzos de Mauricio Abreu, Andre Philip o Luo Wainman en las playas hawaianas de Kitebeach. Gracias a las botas y al mayor tamaño de la tabla, el wake permite una recepción más estable, con lo que los wakestylers son más propensos a arriesgar en sus giros.

p57La principal característica del wakestyle es que se navega con botas, en un reflejo del snowboard. Si bien son más complicados de realizar las maniobras sobre el agua, la perfección de este estilo ofrece a expertos como Scheid la posibilidad de realizar saltos más arriesgados e impactantes que otros estilos, además de posibilitar la inclusión de elementos como sliders o rails, lo que da rienda suelta a la imaginación de un genio como Brandon.

Scheid es un rider extremadamente cuidadoso con su entrenamiento y de enorme exigencia consigo mismo. Inventa sus propios trucos y los practica hasta depurar su técnica, mostrándose como un bailarín con zapatos nuevos cada vez que salta al agua sobre su tabla.

Es triple campeón de la Venyu Triple-S Invitational, que venció en las ediciones de 2010, 2011 y 2012. Fue subcampeón en la general de 2009 y 2014, y en la de este año fue tercero detrás de Sam Light y de Billy Parker.

p58Prueba de su constancia y su perfeccionismo, tras años de duro trabajo y de experimentos con el wakestyle, Scheid ha investigado y desarrollado su propia marca y, fruto de su unión con Liquid Force y el diseñador Jimmy Redmon, nacieron los modelos de tabla Echo.

Como curiosidad, debemos anotar que el australiano practica también, como aficionado, el snowboard, aunque no duda en afirmar que las caídas sobre la nieve le confirman que hace bien en centrar su carrera en el mundo acuático.

Sin duda, un tipo peculiar y dicharachero que entiende el mundo desde una tabla y disfruta sus saltos cada día como si fuera el primero. Atrevido, constante y simpático, el rider Scheid supo cultivar un terreno abandonado como era el wakestyle y contribuir a erigirlo de nuevo en un fenómeno mundial.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.